El engagement es uno de los términos más conocidos del mundo del marketing y del que habrás oído hablar ya muchas veces. Se trata de uno de los indicadores de gestión empresarial más relevantes para determinar el éxito de una estrategia de marketing. Está cobrando cada vez más protagonismo y te puede ayudar a conseguir más que una simple venta.

No obstante, no todo el mundo sabe cómo definir este concepto. Muchas empresas aún no tienen claro qué es el engagement, ni la importancia que tiene implementarlo en su estrategia de negocio. Y tú, ¿conoces su verdadero alcance?

¿Qué es el engagement?

El engagement es la capacidad que tiene una marca para crear relaciones sólidas y duraderas con su clientela, generando un compromiso a largo plazo entre ambas partes.

Cuanto más conozcamos las necesidades de nuestra clientela, la estrategia de nuestra empresa estará mejor orientada a conseguir que las personas compren nuestros productos o servicios y se conviertan en embajadoras de nuestra marca.

¿Por qué necesitan generar engagement las empresas?

Para las empresas tener un mayor engagement supone tener una relación más estable y duradera con su clientela. Como consecuencia, hay más probabilidades de que ésta siga consumiendo sus productos o servicios y/o interactuando con su marca a través de los canales de comunicación, multiplicando el alcance de cualquiera de ellos.

¿Cómo conseguir un engagement estable y duradero?

La clave para construir un engagement de calidad está en aportar valor y generar un entorno de confianza donde las personas se sientan únicas y especiales, dándoles motivos para mantenerse fieles a la marca.

Muchas empresas asocian el engagement solo a las redes sociales, pero es un error. Como consejo general, te recomendamos cuidar todos los canales de contacto, tanto digitales como físicos; tu clientela también puede ser una gran embajadora de tu marca fuera de los medios online.

¿Cómo puedo medir el engagement?

Ahora que ya sabes qué es el engagement y para qué sirve, hablemos un poco de cómo cuantificarlo.

Estudiando el nivel de engagement podemos llegar a aprender mucho sobre el comportamiento de nuestra clientela y así adaptarnos mejor a sus necesidades. Existen varias formas de medir el engagement de una marca:

  • Repetición de compras o visitas en nuestra tienda o página web.
  • Implicación de las personas con nuestros productos o servicios y su nivel de satisfacción.
  • Interacción en redes sociales y comentarios en post.
  • Analítica web: tasa de rebote, tiempo de permanencia, número de páginas vistas por persona, número de visualizaciones…

Dependiendo de cada caso, serán más útiles unas u otras. Es un dato clave para hacer un buen trabajo de marketing por lo que deberás definir un plan de medición para tener asegurado que consigues la información que de verdad necesitas.

¿Cómo mejorar el engagement de una marca?

Existen muchas formas de mejorar el engagement de una marca, pero hay que elegir la que encaja con la personalidad de la marca, los objetivos de posicionamiento y la estrategia general que se haya definido para la empresa. También influyen los canales de comunicación que se utilicen habitualmente.

De manera general, a continuación te proponemos algunas ideas que pueden ayudarte a comenzar a dar los primeros pasos para mejorar tu engagement:

  • La comunicación es una parte imprescindible de las relaciones: escucha, observa y establece una conversación con tus clientes.
  • Genera una buena impresión en tu clientela y esfuérzate por entender sus necesidades.
  • Sé omnicanal, es decir, explota al máximo todos los medios que tienes disponibles en tu empresa para interactuar con las personas consumidoras. Escoge los canales que mejor te funcionen. Para ello, no te olvides de medir e interpretar los resultados.
  • Conoce las últimas tendencias y adáptate a ellas.
  • Genera un vínculo emocional y promueve la interacción con las personas. Seguro que repiten si ese contenido transmite.
  • Sorprende con contenidos relevantes que puedan llamar la atención.
  • Mide los resultados y establece controles regulares para medir tus avances y cambiar el rumbo si es preciso.

Estos son algunos consejos sencillos que pueden servir para mejorar el engagement de tu marca. Recuerda que, para crear relaciones estables y duraderas en el tiempo con las personas, éstas tienen que ser siempre tu prioridad.

como-mejorar-engagement

Pin It on Pinterest