Hace tiempo que me venía rondando la intención de hablar sobre mis experiencias con Mailchimp y hoy, tras repasar la presentación de la ponencia de Clara Ávila en el EBE2013 (magnífica, por cierto), me he decidido. #Yotambiénconfieso…y a continuación, recojo las 5 razones por las que me decanté a utilizar Mailchimp como herramienta de comunicación para realizar eMail Marketing.

Antes de comenzar a utilizar esta (o cualquier) herramienta, es necesario tener definidos cuáles son los objetivos que se persigue con esta comunicación, a qué público objetivo va dirigido, qué mensaje queremos transmitir, con qué frecuencia…en definitiva, debe formar parte de la estrategia de comunicación de la empresa, pyme o persona emprendedora. Evitaremos ser marcados como SPAM por las personas que reciben los correos o newsletter y será percibida como útil.

1 – El email es un canal complementario en las comunicaciones de cualquier empresa, pyme o emprendedor. Vivimos el mundo 2.0 con intensidad, disponemos de página web, perfiles abiertos en redes sociales,… pero se nos olvida que todavía hay personas que utilizan el correo electrónico como medio prácticamente único o principal para recibir comunicaciones digitales. Una comunicación desarrollada a través de Mailchimp permite profesionalizar estos envíos y llegar a esas personas.

2 – Las herramientas de Email Marketing permiten mantener una base de datos de contactos, segmentar las comunicaciones y personalizar los envíos. Mailchimp sigue un modelo freemium con el que poder enviar hasta 12.000 boletines al mes y mantener 2.000 suscriptores de forma gratuita. Las personas contactadas pueden, en cualquier momento, gestionar su subscripción (actualizar la información proporcionada, darse de baja) y conocer por qué están recibiendo ese mensaje. Sobra decir que las acciones SPAM están totalmente prohibidas y las personas que reciben estas comunicaciones tienen que haber, previamente, dado su consentimiento. Recordar que:

  • Opt-in: dar permiso para recibir comunicaciones
  • Opt-out: rechazar recibirlos

3 – Para acceder a Mailchimp no tenemos que instalar nada en nuestro ordenador. Accedes directamente a través de su página web, creas una cuenta, completas la información para no vulnerar la legislación anti-spam y ya estás en disposición de comenzar a trabajar. En su versión gratuita dispone de plantillas personalizables y responsive. Importante, teniendo en cuenta la penetración actual de los dispositivos móviles. La base de datos de contactos es exportable, es posible añadir campos nuevos para clasificar, organizar y segmentarlos. Mailchimp maneja listas, formularios y campañas. Una lista es la relación de personas o contactos que podrán recibir en su totalidad o, de forma segmentada, una comunicación. Por defecto, llevan asociados una serie de formularios para gestionar todo el proceso/ workflow: darse de alta, baja, modificar la información proporcionada,…Finalmente, a través de las campañas se desarrolla la comunicación por parte de la empresa, pyme o emprendedor. Hay 4 tipos de campañas:

  • Regular: las normales, por ejemplo, utilizadas para enviar una newsletter o comunicación concreta.
  • Plain text: envíos cuyo contenido sólo está en formato texto
  • A/B Split: la herramienta testea sobre el 20% de la base de datos entre dos campañas con diferente asunto y, la que mejor funciona, se envía al 80% restante
  • RSS driven: empleadas para enviar el nuevo contenido del RSS del blog.

4 – 100% personalizable, permite trabajar a conciencia el asunto de la comunicación, su contenido y el pie del email. Podremos:

  1. Definir asuntos de email,con gancho, que transmita exclusividad, expectación, novedad, en tono positivo, evitando términos como “gratis”, “oferta”, “100%…”
  2. Desarrollar el cuerpo del mensaje,según la naturaleza de la comunicación (newsletter, oferta u promoción, publicidad, contenido suscrito,…), sin abusar de las imágenes, indicando nuestra presencia en las redes sociales y utilizando un texto claro, sencillo, directo y bien estructurado.
  3. Personalizar el pie del email, un lugar perfecto para indicar el motivo por el cuál está recibiendo el email, las opciones para darse de baja o actualizar la información que nos han proporcionado e información del remitente.

5 – Mailchimp dispone de un módulo sencillo pero efectivo de métricas para medir, analizar y segmentar en función de los resultados obtenidos. Esta información se actualiza por cada envío realizado; algunos ejemplos de métricas son: mails enviados, abiertos, clics realizados, mails reenviados,… Estos datos nos permitirán, de nuevo, obtener información para mejorar. Adicionalmente, es posible integrar con Google Analytics :lol:, tan sólo tienes que:

  1. Indicar el código de seguimiento de la cuenta de Analytics donde quieras volcar esta información:
  2. Proporcionar un nombre a la campaña y:
  3. Acceder al apartado de informes estándar de Google Analytics: Adquisición, Campañas para analizar su comportamiento.

En la red existe información y tutoriales detallados para familiarizarse con la herramienta. Por mi parte, destacaría:

Y tú, ¿qué herramienta utilizas? ¿Practicas e-Mail Marketing? ¿Qué destacarías de Mailchimp? ¿Eres fan de nuestro mono?

Si te ha resultado útil este artículo, te animamos a compartirlo. ¡Gracias por la visita!

Pin It on Pinterest