La tecnología ha abierto un mundo de posibilidades en nuestras vidas. Yo misma, trabajo desde cualquier sitio y a cualquier hora, gracias a mi Tablet y a las zonas wifi, ahorrando tiempo y dinero en desplazamientos.

Sin embargo, estar conectada las 24 horas al día los 7 días de la semana puede tener sus peligros. Las redes sociales, el mail, pueden ser adictivos. ¿Revisar el móvil, es lo último que haces antes de acostarte y  lo primero al levantarte? ¿Has observado si durante el día, miras el móvil de forma compulsiva buscando un “nuevo contacto con el exterior”, una distracción que te genere adrenalina? ¿De repente, los comentarios de otras personas en las redes te generan un impulso irresistible de decir tu opinión o de dar solución a sus problemas? ¿Te pasas el día reaccionando a impulsos externos?

No es diferente a cualquier otra adicción. Hoy en día ya hay campamentos de verano para desintoxicar a adultos del ansia digital  🙂 pero antes de tomar medidas drásticas, podemos implementar de forma autónoma y con mucha fuerza de voluntad un par de medidas de emergencia:

1.Haz una lista del trabajo que quieres sacar cada día.

Mantén alejados los utensilios digitales hasta que finalices o hasta una hora concreta. Las distracciones nos desconcentran de nuestros objetivos. Yo leo los mails dos veces al día (no trabajo en la NASA ni soy cirujana en el departamento de trasplantes de ningún hospital) y me impongo calendarios también para mi trabajo en las redes sociales. Tampoco hace falta responder al teléfono de forma inmediata, salvo urgencias. Tomarse una pausa antes de descolgar, puede ayudarte a decidir si quieres coger la llamada o prefieres devolverla más tarde.

2. Evita la multitarea.

Es ineficiente y fuente de errores. La capacidad de concentración se trabaja y al principio te costará un poco dedicar tu atención a una única tarea. Es como ir al gimnasio, hoy conseguirás estar una hora concentrada en elaborar una propuesta sin leer a la vez el mail en el teléfono y mañana 2. Es un esfuerzo recompensado ya que desarrollarás tu eficiencia y aumentará tu productividad. ¡Y es mucho menos estresante!

3. Practica Mindfulness, Yoga o Tai Chi.

Estas técnicas ancestrales han ayudado a muchas personas tecnológicamente estresadas a recuperar su equilibrio en empresas tan conocidas como Google, Intel, Twitter o Facebook. Simplemente, haciendo pequeñas pausas de 5-10 minutos a lo largo del día, atendiendo a la respiración, preferiblemente antes de cambiar de tarea podrás gestionar el estrés de forma más eficiente.

vive-consciente-entorno-digital

Vivir sin consciencia no es práctico ni eficaz y no nos lo merecemos. Somos personas adultas, personas emprendedoras que queremos disfrutar con lo que hacemos. Tenemos objetivos claros y poco tiempo.Si la tecnología te desconecta de la vida, de tus metas y te genera ansiedad, revisa tus hábitos.

Susana-ZaballaSusana Zaballa, en Interalde (www.interalde.com)
Economista, consultora de pymes y autonom@s. Ayudo a crear relaciones de valor a mis client@s. Instructora Practicum de MBSR (Reducción de estrés basado en Atención Plena)

Pin It on Pinterest