Compartir contenido en las redes sociales exige dedicación a diario. Como las redes sociales han sido las últimas en incorporarse a la lista de tareas diarias de cualquier negocio, y no se aprecia un resultado inmediato, es habitual que la gente las sienta como una pérdida de tiempo e intenten dedicarles el menor tiempo posible, afectando a la calidad de lo que se comparte y logrando peores resultados.

Para aliviar el trabajo de las redes sociales, si no se puede contar con una persona que haga las labores de community manager, hay herramientas que permiten dejar contenido preparado con antelación, liberándonos de la parte más dura de esta tarea durante varios días.

Pero hay que tener cuidado: la programación de contenido tiene muchas ventajas pero puede convertirse también en un problema si no la usamos de la manera correcta.

Ventajas de programar el contenido de las redes sociales de tu negocio

  • Te liberará de la presión de buscar, encontrar y generar contenido cada día. Encontrar contenido interesante no es fácil y puede resultar muy frustrante. Concentrar esta labor en unos días a la semana, liberando el resto, puede suponer un respiro y aliviar la sensación de frustración y de pérdida de tiempo.
  • Podrás concentrar toda la actividad en un solo día, dedicándole más tiempo y siendo más eficiente.
  • Te permite mantener una presencia regular en las redes sociales, incluso cuando no puedes atenderlas por estar pendiente de otros asuntos. Esto es especialmente práctico cuando sabes que se avecina una racha de mucho trabajo o de viajes.
  • Las redes sociales pueden llegar a ser muy demandantes. Gracias a esta herramienta puedes desconectar los días que dediques a tu descanso personal.

Riesgos de programar el contenido de las redes sociales de tu negocio

  • Al no estar “mirando” cuando se publica el contenido, la posibilidad de que haya un error en la URL o en la foto aumenta.
  • Si no tienes configurado un dispositivo móvil para que te avise si se produce alguna interacción, el riesgo de no atender a tiempo a una persona que nos habla en las redes crece exponencialmente. No es bueno desaprovechar las oportunidades de establecer conversaciones que te ayudarán a crear comunidad y a dar una buena experiencia de uso.
  • Aunque tengas configurado un dispositivo móvil para que te avise si se produce alguna interacción, al estar pendiente sólo de las interacciones que nos llegan, podemos perdernos otras conversaciones o novedades que nos interesen pero de las que no recibimos aviso.
  • Un hecho inesperado puede convertir nuestro contenido programado en desactualizado y/o carente de interés.

Aprovecha las ventajas y reduce los riesgos de programar tus redes sociales

Si optas por programar el contenido en tus redes sociales, debes poner mucho mimo durante la programación y tener muy presente que no se trata de programar y olvidarse.

Mientras haces la programación, sé exigente. Dale tu toque personal a cada publicación y, si vas a repetir un contenido, trata de darle un enfoque distinto para cada momento. Te va a llevar algo más de tiempo pero proporcionarás una mejor experiencia de uso.

Recuerda que programar no es simplificar. Un error habitual es programar con el mismo formato para varias redes sociales distintas. Cuando compartes lo mismo en dos redes sociales se nota cuál es la que más te importa y cuál es la “segundona”. Si lo haces todo igual te va a llevar menos tiempo, sin duda, pero también te dará peores resultado.

Una vez hayas programado te habrás quitado una gran carga de trabajo para los días siguientes, pero debes seguir reservando algo de tiempo para tus redes sociales. Es necesario prestar atención a las novedades del día, por si afectan a los contenidos que tienes previsto compartir. Puede surgir alguna novedad que resulte interesante para tu empresa. En ese caso, el contenido que tenías planeado deberás dejarlo para otro día y aprovechar el tirón del momento. También puede suceder que lo que tenías previsto choca frontalmente con algo sucedido durante la jornada, y te conviene retirarlo de tu programación para evitar problemas.

Y, por supuesto, es imprescindible reservar tiempo para responder a las interacciones que se produzcan con tus seguidores.

También es recomendable, en algún momento, revisar que el contenido programado se va publicando correctamente.

Como ves, programar contenido es un importante apoyo en la gestión de las redes sociales, pero no te permite abandonarlas del todo, ya que podría afectarte negativamente. Si necesitas ayuda para programar tus contenidos o para aprender a utilizar las herramientas de programación correctamente, contacta con nuestro equipo. Te ayudaremos.

programar-redes-sociales

Pin It on Pinterest