Quien mantiene un blog conoce la importancia de crear contenido interesante, actualizado y útil. Pasamos muchas horas investigando ideas, escribiendo y encontrando la mejor manera de promoverlas, pero mientras enfocamos todos nuestros esfuerzos en crear contenido nuevo, a menudo no nos importa lo que suceda con todo ese contenido antiguo que dejamos en un segundo plano.

Esas publicaciones, que poco a poco se van quedando obsoletas pueden llegar a afectar negativamente a nuestra web y la imagen que queremos transmitir. Para ello una solución interesante es reutilizar el contenido del blog convirtiendo el contenido antiguo en una publicación actual.

¿Por qué es importante reutilizar el contenido antiguo?

Hay varias razones por las que reciclar nuestros artículos puede ser una buena idea.

En primer lugar, pensemos en cuánto tiempo nos lleva escribir un buen artículo: leer, buscar fuentes, imágenes, escribir el texto, corregirlo, probablemente estemos hablando de varias horas. En el mundo laboral el tiempo es dinero.

Por esta razón, mantener un artículo vivo tanto como sea posible y reutilizarlo en las redes sociales es una buena manera de optimizar la inversión. En segundo lugar, reutilizar un contenido también tiene beneficios desde la perspectiva del SEO. Tener varios contenidos de una misma temática, facilita que nos posicionemos con diferentes palabras clave, aumentando así el tráfico hacia nuestra web. Tendremos más oportunidades de posicionar nuestra empresa como referente en su sector.

Tipos de contenido que podemos reutilizar

Antes de comenzar a reutilizar los contenidos, es importante evaluar cuidadosamente qué artículos merecen la pena y cuáles no. Desde nuestra perspectiva, reutilizar estos contenidos son siempre un gran acierto:

  • Los contenidos evergreen, es decir, aquellos contenidos originales, de calidad que siempre son válidos, relevantes y que no caducan con el tiempo. Por ejemplo, artículos o guías que tratan sobre conceptos básicos de un tema.
  • Los contenidos que han generado mayor engagement o interacciones, en cuanto a tráfico, número de veces compartidos, me gustas, conversiones, etc.

Tampoco hay que perder de vista los contenidos antiguos que no han tenido el éxito esperado. Si se actualizan, modifican, revisan y adaptan adecuadamente pueden llegar a obtener los resultados esperados.

3 ideas para reutilizar el contenido del blog

1 – Para el blog.

Cuando creamos nuevos artículos a partir de publicaciones antiguas, podemos tener diferentes objetivos en mente.

A priori puede parecer que lo único que podemos hacer es reescribir el artículo con nuevas palabras, pero otra idea es utilizar el nuevo artículo para profundizar en la explicación de un apartado concreto del artículo, aportando así nuevas perspectivas que permitan a nuestra audiencia profundizar en el contenido.

Recuerda que una vez el artículo esté, tenemos varios canales disponibles para su publicación

  • Nuestro blog corporativo. 
  • Otras plataformas de publicación de blogs (por ejemplo, LinkedIn Pulse)
  • Otros blogs donde nos inviten a escribir (Guest Blogging)

2 – Para las redes sociales.

Las infografías resultan ser un contenido versátil y bastante eficaz. Para ello, es necesario identificar los conceptos clave que se expondrán en las distintas diapositivas, junto con imágenes y ejemplos. Las diapositivas son una excelente idea para resumir contenido textual particularmente extenso o para resaltar citas o estadísticas.

3 – Recopilación a modo de ebook.

Si tienes varios artículos relacionados con un mismo tema, otra idea interesante es agruparlos y darle forma de ebook. En nuestro caso, Bcome Instagramer es un ejemplo perfecto de cómo llevar a cabo esta tarea.

Aunque en BcomeDigital creemos que es fundamental mantener viva nuestra web con contenido fresco y actualizado, reutilizar el contenido no es una mala idea para mantener la actividad y reaprovechar el tiempo invertido.

reutilizar-contenido-blog