El Marketing de Guerrilla, por definición, consiste en obtener buenos resultados con pocos recursos. En el contexto actual de crisis y falta de inversión, necesitamos creer que es posible aplicar estos principios que en su día hizo popular Jay Conrad Levinson. Este artículo no pretende ser una guía exhaustiva de cómo emprender pero sí un conjunto de reflexiones, mis reflexiones tras dos años de emprendimiento, sobre cómo un emprendedor, autónomo, freelance o pyme puede obtener buenos resultados con pocos recursos.

Marketing de Guerrilla para pymes

 

1 – Diferenciarse y convencer.

¿Cómo una persona emprendedora o pyme, con pocos recursos, puede desarrollar su marca de forma potente, robusta y poderosa? aprender a diferenciarse de la competencia y conseguir que su público identifique sus productos y servicios por sus características, es uno de los primeros pasos.

Conocer muy bien su producto y el entorno que le rodea y, ante la falta de recursos, definir su estrategia y mensajes basados en la creatividad.

Competir por precio no debiera ser la alternativa aunque muchas veces, caemos. Las grandes corporaciones tienen una capacidad de negociación que supera con creces al pequeño empresario por lo que la diferenciación y la especialización serán sus armas. ¿Eres capaz de explicar de forma sencilla tu producto? Entonces, convences.

2 – Disponer de un buen producto y darlo a conocer.

Parece obvio pero Marketing aplicado a un mal producto resulta contraproducente. El público al que va dirigido debe encontrar ese producto útil, entendiendo por aquel que resuelve unas necesidades concretas, las suyas. Establecer alianzas geográficas y desarrollar un entorno colaborativo permite al pequeño sobrevivir en el entorno globalizado donde nos movemos.

3 – Escuchar para obtener información que después se puedan traducir en acciones.

Observar y escuchar a tu entorno, al cliente y a la competencia, en el mundo offline y online. Sirve la mera observación, las encuestas, el análisis de las quejas y reclamaciones recibidas,…con el objetivo de mejorar. El mundo online cada vez está más presente y también disponemos de herramientas de escucha, monitorización y seguimiento que nos permite realizar barridos en las redes y entornos sociales. Como complemento, para los sitios web existen diferentes opciones para capturar la opinión de clientes y usuarios. Pero, sobre todo, no olvidar el olfato y el sentido común porque los resultados pueden ser asombrosos.

4- Promocionar los productos y servicios.

El “boca – oído” y un trato diferencial al cliente han sido, históricamente, el modo óptimo para dar a conocer los productos y servicios. También realizar trueques de servicios offline y online (material merchandising, alquiler de espacios online a cambio de productos o servicios de la otra empresa,…), sampling, concursos y sorteos con inversiones mínimas, aprovechar la actualidad para desarrollar acciones ingeniosas…todo vale.

Por Jay Conrad Levinson: Las acciones desarrolladas se enfocan en la psicología humana, la principal inversión (que no la única) es tiempo, imaginación y esfuerzo propio y están encaminadas a crear relaciones nuevas.

Las redes sociales y el entorno digital permiten desarrollar y difundir estas acciones con inversiones controladas. No son gratuitas pero han permitido democratizar la actividad promocional entre los pequeños con inversiones razonables, si bien se necesita disponer de tiempo para su correcto diseño, desarrollo e implantación.

5 – Otras formas de materializar una venta.

La venta cruzada de productos, que no sean nuestra competencia, es una opción que puede resultar más que interesante. Los acuerdos colaborativos entre emprendedores y pequeñas empresas permiten desarrollar productos u ofrecer servicios complementarios para un público que puede ser compartido. El cliente gana y disfruta de una mejor experiencia. En ese sentido, puede facilitar la venta de productos o servicios de gama superior, con el consiguiente beneficio para todos.

Ejemplos, múltiples: restauración y productores locales, estudios de arquitectura y empresas de decoración,…En el mundo de los servicios, podemos pensar en colaboraciones puntuales entre profesionales con un grado de especialización: diseño, desarrollo web, social media, analista web,…

El objetivo es proporcionar un producto o servicio que aporte un valor añadido a su público. Los modelos de ecommerce o tiendas online actualmente representan una realidad y aquí las empresas pueden estar descuidando aspectos tales como la presentación, el diseño, la usabilidad y el contenido, perdiendo una oportunidad de oro de materializar una venta. El contenido de la tienda online es vital, algunos puntos que destacaría:

  • Fichas de producto completas, con el detalle de sus especificaciones, productos relacionados, donde se destaque el precio y los descuentos asociados, imágenes de calidad y/ o vídeos explicativos,…
  • Un buscador en la página y, posteriormente, poder analizar cuáles son los términos por los que los visitantes han realizado búsquedas nos dará pistas para ajustar nuestra estrategia de contenidos y la usabilidad de la web.
  • Facilitar el proceso de compra, con un botón destacado, información de los top más buscados y/ o vendidos.
  • Incluir apartados claros detallando el proceso de compra y las condiciones de devolución.

6 – Pensar en el medio online como un potente aliado.

En BcomeDigital defendemos los medios online 😉 porque creemos en los beneficios que puede aportar a una persona emprendedora o pyme definir, construir y desarrollar su presencia digital. En otras ocasiones ya hemos comentado lo importante que es tener definidos los objetivos de negocio y, a partir de éstos, definir la estrategia, personalizada, la que mejor se ajuste al estilo de cada emprendedor o pyme. Dentro de esta metodología de trabajo, hay algunos aspectos que siempre afloran, como son:

  • Construir la marca de tal forma que transmita confianza y credibilidad a los consumidores/ público.
  • Desarrollar una buena estrategia de contenidos. El contenido va a llegar de forma directa al consumidor/ público, de ahí la importancia de contar con una línea editorial clara, un contenido de calidad y especializado, un soporte digital (web, blog, ebook, newsletter) donde introducirlo y unos canales (las redes sociales) que permitan su distribución.
  • Ofrecer contenidos de calidad que difícilmente puede encontrar una persona en los medios generalistas.
  • Dar consejos de cómo utilizar tus productos frente a venderlos.
  • Trabajar el posicionamiento del contenido de tal forma que Google muestre este contenido, de forma omnipresente, en los primeros puestos. Es un trabajo que requiere constancia aunque los resultados no son inmediatos frente a los obtenidos a través de las campañas de pago.
  • Desarrollar concursos y promociones donde el regalo es alguno de los productos o servicios del catálogo del emprendedor o pyme, el coste de la acción disminuye.

 

Y tú, ¿qué destacarías? ¿Cómo estás viviendo el camino de emprender y desarrollar tu negocio?

Pin It on Pinterest