Sí, 160 caracteres, la información de detalle que puedes indicar en Twitter, dicen mucho de ti. A menudo nos encontramos con perfiles de Twitter donde resulta imposible saber quién está detrás. Porque, ¿qué dice Twitter de ti? 

A las personas nos gusta saber con quién hablamos. Es difícil transmitir confianza si tu perfil de Twitter es un “huevo” y la descripción está vacía. ¿Cómo vas a hacer crecer tu comunidad si no aportas información?. Esta red social admite perfiles públicos y privados, pero partimos de la base que quieres construir tu marca personal y / o dar a conocer la marca de tu negocio.

¿Cuáles son las secciones que debieras completar?

A continuación, detallamos 5 aspectos que están en tus manos para que tu perfil de Twitter transmita profesionalidad:

  • Biografía: tienes 160 caracteres para contar quién eres, cuál es tu negocio, a qué te dedicas. Revisa con cariño esta información porque es la primera impresión que vas a causar a las personas que, a priori, han mostrado interés por tu perfil y se están planteando seguirte o no. La información que indiques les va a permitir determinar si tu contenido, la temática sobre la que vas a hablar, forma parte de sus intereses.
  • Imagen: dispones de dos posibles imágenes en Twitter: el avatar o imagen del perfil y la cabecera.
    • La primera es una imagen cuadrada, de 400×400, que acompañará todos los tuits o contenidos que compartas.
    • La segunda es una imagen de 1.500×500 que aparecerá en la parte superior de tu perfil.

Una situación que se repite con cierta frecuencia es utilizar la imagen del perfil para subir el logo de la empresa y el nombre del perfil indica una persona con nombre y apellidos. Dependerá de la estrategia de comunicación que sigas pero, en términos generales, ésta no es una práctica recomendada. Aplica un criterio coherente y utiliza el perfil de acuerdo a lo que representas (persona o marca). Piensa que a las personas nos gusta hablar con personas, así que no te escondas detrás de un logo. Sé tú mism@ y aplica la creatividad en la imagen de la cabecera, por poner un ejemplo.

Por otra parte, utiliza imágenes de calidad, del tamaño adecuado y que no se vean borrosas. Aprovecha ese espacio adecuadamente 🙂 y no te olvides que cada vez más personas utilizamos el móvil para consultar Twitter. La imagen debe ser escalable y vistosa en cualquier dispositivo que se utilice.

  • Web: es el lugar donde indicar la web de tu negocio o empresa. Si eres un perfil profesional y todavía no dispones de una web, aprovecha ese espacio y facilita la URL de tu perfil de LinkedIn, por ejemplo. ¿Tienes un blog profesional? ¿Un “curriblog” que diría @yoriento? También puedes ponerlo aquí.
  • Ubicación: servirá para geolocalizar tu negocio, proporciona información geográfica que puede ser utilizada por las personas que buscan información en la red y, en algunos casos, puede ser una información decisoria para que te sigan o no.
  • Diseño del perfil: en el apartado de configuraciones es posible personalizar el perfil indicando una imagen de fondo, el color principal que utiliza la marca,…son pequeños detalles que hacen que tu perfil deje huella en la retina de las personas que te han encontrado. Pequeños cambios con grandes efectos.

Crear un perfil de Twitter son dos segundos y, con un poco de cariño y esfuerzo, puedes conseguir que la imagen que transmitas en esta red sea sinónimo de profesionalidad, una continuidad con la imagen offline de tu marca. Y, si necesitas ayuda, te esperamos en la sección de comentarios.

completar-perfil-twitter

 

Pin It on Pinterest