La gestión de las redes sociales de cualquier marca, sea personal o una empresa, llevan mucho tiempo y dedicación. Puede parecer una tarea divertida permanecer al tanto de la actualidad, leyendo y buscando novedades y temas a diario, pero es una tarea que consume mucho tiempo y puede llegar a resultar muy estresante, especialmente cuando tienes otras muchas cosas esperando sobre la mesa.

Esto se podría solucionar subcontratando los servicios de community manager, dejando el día a día de la actividad en sus manos y liberándote de esta carga, pero no siempre es posible. Así que muchas veces este trabajo queda para las horas fuera del horario laboral, en las que también hace mella la fatiga, aumentando la frustración.

Desgraciadamente no existe una fórmula para acortar el tiempo necesario para atender nuestras redes sociales. Habrá días que el contenido llegue a ti casi sin buscarlo y otros que huirá de ti por más que lo persigas. Pero puedes intentar aliviar esta tarea siguiendo estos pequeños tips y algún que otro truco.

1. Céntrate en las redes sociales que realmente puedes atender

Es mejor estar en una o dos redes sociales, pero bien gestionadas, que tener perfil en todas y no poder atenderlas correctamente. Esto último al final se puede volver en tu contra, dando una imagen de dejadez que no te conviene. Investiga cuál (o cuáles) son las redes sociales que van mejor con tu negocio y apuesta por ellas. Te seguirán llevando tiempo, pero no tanto que si estás en todas.

Si tienes dudas acerca de cuál es la red social que más te conviene, consulta con profesionales del medio para que te oriente.

2. Antes calidad que cantidad

Tus seguidores no esperan que los apabulles con mucho contenido, sino que les cuentes cosas interesantes. Sabemos que esto no es fácil pero con cada publicación buscamos resultados: merece más la pena dedicar el mismo tiempo a encontrar un contenido resultón que cinco sin ningún atractivo.

3. Usa la analítica

Para ayudarte a encontrar el contenido más interesante, una manera de tomar el pulso a tus clientes es revisar tus publicaciones y ver cuáles son los que más aceptación tienen. Para ello, te puede resultar muy útil la analítica; te ayudará a averiguar con qué publicaciones “has acertado” y te dará la pista del tipo de contenido que tienes que buscar para captar el interés de tus seguidores.

4. Permanece alerta

Los contenidos interesantes no aparecen sólo cuando los buscamos. A veces surgen en conversaciones o en búsquedas de temas, aparentemente, ajenos a tus redes sociales. Acostúmbrate a enviarte mensajes con URLs, referencias o fotos, por ejemplo, que podrás aprovechar después en el trabajo.

5. Utiliza contenidos con fotos

Comparte contenidos con fotos; está demostrado que los contenidos con una foto resultan más atractivos que sólo texto, especialmente en Facebook. Ya que te esfuerzas, sácale el máximo partido posible a tus publicaciones.

 6. No vincules las redes sociales: no es buena idea

Te puede parecer que sí, porque de esta manera con un contenido cubres dos redes sociales y reduces tiempos. Pero cada red social tiene su personalidad y su manera de funcionar.

Si compartes desde una, en la otra se notará que es un contenido preparado para otra red social, y eso no genera una buena experiencia de uso. Si apuestas por ello, prepárate para ver cómo la “segunda” red social va perdiendo interés.

7. Utiliza un dispositivo que te avise de la actividad de tus redes

Tener nuestras redes sociales en nuestros teléfonos tiene una ventaja si sabemos usarlo con cabeza. Es tan importante publicar como responder con cierta inmediatez cuando hay una interacción en las redes sociales. Tener un dispositivo que te avise cada vez que haya una interacción te liberará de estar mirando las redes sociales constantemente, entrando sólo cuando hace falta.

Este consejo no significa que tengas que vivir mirando tus redes sociales permanentemente; se trata de ser capaz de dar respuesta en un plazo razonable sin necesidad de vivir en alerta.

8. Aprende a usar las herramientas para programar publicaciones

Poder dejar contenido listo para publicarse en días futuros puede resultar muy útil, especialmente si se avecinan días de trabajo intenso que no nos van a permitir atender nuestras redes sociales como se merecen.

De esta manera, garantizamos la publicación diaria de contenido  y, gracias al consejo número 7, podremos atender cualquier interacción justo cuando se produzca, sin necesidad de estar pendiente de las redes sociales todo el tiempo.

En BcomeDigital podemos ayudarte a definir cuáles son las redes sociales para tu negocio, qué estrategias seguir y cómo manejar herramientas de gestión de redes sociales que aliviarán la tarea. Consulta con nuestro equipo.

optimizar-tiempo-redes-sociales

Pin It on Pinterest