Tras meses de cierre e incertidumbre para gran parte del pequeño comercio, muchos de ellos han decidido renovarse y digitalizar su negocio. Herramientas como una web para poder vender online, las fichas de Google My Business y las redes sociales para facilitar el contacto han jugado un papel muy importante durante este tiempo. Y todo apunta a que esta tendencia no va a cambiar.

En BcomeDigital hemos recibido muchas consultas de pequeños comercios y nos hemos encontrado con tres preguntas recurrentes. Las tres hacen referencia a lo mismo: existe una tienda online pero no se consigue el tráfico necesario y suficiente para conseguir ventas.

¿Cómo aumentar el tráfico a una tienda online con las redes sociales?

Una opción sencilla es activar la herramienta shopping disponible en las redes sociales. Shopping favorece que las redes sociales lleven tráfico a la tienda, aumentando las visitas y, por tanto, las posibilidades de venta.

De entre todas las redes sociales, Facebook e Instagram son las opciones más interesantes cuando tu intención es generar tráfico hacia la tienda online de tu negocio. Son medios gratuitos, su uso está muy extendido y además se pueden utilizar combinados, reduciendo esfuerzo y aumentando el rendimiento.

3 dudas habituales sobre redes sociales y venta online

A continuación, damos respuesta a esas tres preguntas recurrentes que nos han ido llegando en las últimas semanas:

¿Qué ocurre si quiero vender también en Instagram, pero el Facebook y el Instagram de mi empresa no están conectados?

Si quieres utilizar Instagram shopping tienes que conectar tu perfil de empresa de Instagram con tu página de empresa de Facebook porque toda la información sobre tus productos (las imágenes o vídeos, los precios, la descripción y los enlaces al carrito de la compra) se almacenan en el catálogo de productos de esta última. Por ello, para que puedas etiquetar tus imágenes de Instagram, necesitas conectar ambas redes sociales.

Recuerda que no se pueden conectar perfiles particulares de Instagram con las páginas de empresa de Facebook. Es imprescindible que tu perfil de Instagram también sea corporativo.

Mi público objetivo se encuentra principalmente en Instagram. ¿Puedo vender solo en Instagram shopping?

La respuesta es sí, pero necesitas un perfil de empresa de Facebook. No puedes etiquetar un producto en Instagram que no esté cargado, previamente, en el catálogo de productos de Facebook. No es necesario compartir contenido en Facebook ni usar Facebook shopping, pero es la única manera de acceder a la funcionalidad del catálogo de productos.

Tener una única red social es una práctica muy común en microempresas y PYMEs. Muchas veces las pequeñas empresas no tienen tiempo, recursos o presupuesto suficiente para mantener activas varias redes sociales. Por lo tanto, centrar los esfuerzos en una red social es más efectivo que atender varias redes sociales de forma insuficiente.

Si tienes una tienda online, Instagram e Instagram shopping suele ser lo más conveniente y práctico. En este caso, aunque no vayas a tener actividad en Facebook, te recomendamos tener su página principal bien cumplimentada, con toda la información actualizada y, muy importante, el modo de contacto. Aprovecha para poner enlaces a tu cuenta de Instagram o a tu página web oficial.

Recuerda siempre nuestro consejo de que todo lo que publiques sobre tu empresa debe ser pulcro, no tener errores y facilitar que las personas lleguen hasta tu negocio. Por tanto, una página principal de Facebook descuidada no es una opción, incluso si no utilizas la red social.

He subido un producto al catálogo de productos de Facebook, pero no me aparece en las etiquetas de productos.

Puede pasar que subas un producto al catálogo pero que, a la hora de etiquetar, Facebook no te permita hacerlo. Hay veces que el producto que se ha subido ya sea por la imagen, el texto o la URL, no cumple con las políticas de comercio de Facebook y la herramienta nos penaliza.

Si buscas ese producto en el catálogo verás que aparece marcado con un triángulo de alerta y, en el detalle de su ficha, te indicará “Rechazado: hay problemas con el producto”.

Si esto te ocurre, tendrás que revisar las políticas de Facebook. Si el problema es el texto o la URL, tendrás que modificarlos. Si se trata de la propia foto, tienes dos opciones: puedes seguir los pasos que te indica Facebook para apelar manualmente la decisión o puedes cambiar la foto.

Si decides apelar, en el mismo mensaje de error que te aparece sobre la foto hay un enlace directo para que inicies este proceso. Debes saber que Facebook no tiene un tiempo de respuesta establecido, así que es difícil saber cuánto tardarán en hacerlo. La otra opción es cambiar la foto por una que cumpla las políticas de Facebook.

Un ejemplo para comprender este caso son las tiendas de ropa interior. Una foto de una prenda de este estilo es apta cuando está en su embalaje o en un escaparate, pero puede parecer una foto inadecuada cuando la prenda luce en una persona. Esto es un problema porque donde realmente se aprecia cómo queda la ropa es puesta sobre un cuerpo real y no simplemente apoyada en un mueble. En estos casos, hay que aplicar el ingenio.

Nuestro consejo es que hagas un mix de ambos: publicar alguna foto que sirva para ilustrar el producto y que cumpla la política de Facebook, para ir tirando, mientras apelas otras fotos que sean más atractivas pero que no te dejan publicar.

Como ves, los tres problemas son fáciles de resolver. Con un poco de dedicación puedes contribuir a mejorar el tráfico de tu tienda online activando la herramienta shopping en tus redes sociales. Esperamos que te animes a dar el paso. Y recuerda que nuestro equipo está disponible para ayudarte en el camino de la digitalización, si lo necesitas.

facebook-instagram-shopping

Pin It on Pinterest