¿Necesitas modificar la plantilla de WordPress de tu web? ¿Quieres que esos cambios no se vean afectados por nuevas versiones del tema? En este post explico los pasos que tienes que seguir para crear un tema hijo y preservar los cambios que has realizado de futuras actualizaciones. Muy sencillo y sin necesidad de ser programador.

1 – Accede al directorio donde se encuentra la instalación de WordPress. Lo más sencillo, a través de herramientas como FileZilla. Otra alternativa es contactar con tu proveedor de hosting y pedirles que te ayuden a:

  • Crear una carpeta con el nombre que vas a dar al tema hijo en el directorio de temas (wp-content/themes). En el ejemplo que os muestro el tema padre es Pytheas y el tema hijo es Pytheas-hijo.
  • Añadir un fichero NotePad, que llamaremos style.css dentro de la carpeta hijo con el siguiente contenido (sigo con mi ejemplo):
/*
   Theme Name: Pytheas-hijo
   Theme URI: http://wordpress.org/themes/Pytheas
   Description: Child Theme. Parent Theme Pytheas
   Author: Beatriz Lopez
   Author URI: bcomedigital.com
   Template: Pytheas
   Version: 0.1
*/
@import url(“../Pytheas/style.css”);
Es importante indicar el nombre del tema padre en el apartado Template. Si no se hace así, cuando tratemos de activar el tema en el apartado de Apariencia de WordPress, aparecerá un mensaje de error indicando que el tema está dañado.

2 – En la pantalla de administración de WordPress, acceder a Apariencia Temas. Veréis que la instalación de WordPress identifica la existencia del nuevo tema hijo. Sólo hace falta activarla. A partir de aquí, los cambios se realizan sobre el tema hijo y prima la definición del fichero hijo sobre el padre (salvo en el caso del fichero de funciones donde se complementan); por ejemplo:

  • Las modificaciones en la hoja de estilos (tipo y tamaño de la letra, colores corporativos,…). A continuación del contenido de cabecera del fichero style.css, introducir los cambios según la guía de estilos definida para tu marca.
  • Los cambios en los ficheros .php (por ejemplo, insertar código de Google Analytics en el header.php ): hacer una copia del fichero en cuestión, realizar las modificaciones necesarias y subir la versión cambiada al directorio hijo.
  •  O, para los más avanzados, crear un nuevo fichero functions.php. La dinámica de trabajo es idéntica a la descrita en el punto anterior.

Más información, como siempre, en la ayuda de WordPress. Fácil, eh?

crear-tema-hijo-wordpress

 

Pin It on Pinterest