Si tienes un blog -incluso si no lo tienes-, sabrás que no es fácil atraer la atención de la gente. La oferta es muy grande, con mucha competencia y mucha creatividad. Para lograr este primer gran paso de captar el interés de las personas es imprescindible que el contenido sea original, constante, fiable y, en resumidas cuentas, de calidad.

Las suscripciones son el siguiente objetivo tras comprobar que lo que compartes resulta interesante para alguien. Son aquellas personas que quieren seguir leyendo tu contenido y, para ello, desean recibir alertas vía email (u otro) para no perderse nada. Y ese interés sincero es el que, en el futuro, pueda convertirlos en clientes o, al menos, prescriptores de tu blog y de tu producto o servicio, ampliando el alcance de tu contenido.

Para qué sirven las suscripciones al blog

Antes de nada, recuerda siempre que las suscripciones tienen que ser voluntarias y cumplir la legalidad vigente acerca de la protección de datos (GDPR).

Las suscripciones resuelven un problema recurrente en todas las organizaciones: ¿a quién le mando información, promociones o cualquier otra cosa sobre mi producto o servicio? Con la suscripciones, consigues la forma de contacto de un grupo interesado en lo que tu empresa ofrece, aumentando las posibilidades de que la información cale en las personas destinatarias.

Cuantas más suscripciones, las campañas de email marketing serán más efectivas. Y, además, puedes aumentar esa efectividad segmentando el público objetivo. Si tienes una promoción para Bizkaia, por ejemplo, puedes hacer una campaña solo para gente de esa zona, evitando molestar con información innecesaria al resto.

Al igual que el resto de información de tu empresa que colocas en Internet (página web, blog, vídeos, fotografías…) el contenido que envíes a las personas suscritas debe ser cuidada y de calidad. De lo contrario, pueden perder el interés que en un primer momento tuvieron y tu blog perderá suscripciones.

¿Qué podemos hacer para aumentar el número de suscripciones a nuestro blog?

Las suscripciones son un objetivo especialmente difícil de conseguir. Lo que mejor suele funcionar es ofrecer algo gratis a cambio (un libro, una formación…), aunque no siempre es posible.

Pero, además de mucho trabajo, hay alguna otra técnica que puede ayudar a conseguir suscripciones, especialmente cuando nunca antes has hecho nada para conseguirlas. Aquí te comentamos algunas:

  • TRABAJA EL SEO DE TU BLOG: el primer paso para tener suscripciones es conseguir personas que lleguen al blog para leerlo. Trata de alcanzar buenas posiciones en buscadores con una buena estrategia de marketing digital. Así será más fácil atraer visitas al blog. El SEO no es fácil; si no sabes, pide ayuda, al menos para empezar. Ganarás en tiempo y resultados.
  • ESCRIBE SERIES DE POSTS: si escribes contenido interesante y exhaustivo, y lo divides en varias partes que irás publicando sucesivamente, tu público necesitará volver en unos días para conocer el contenido completo. Recibir un aviso de cuándo sale el siguiente post de la serie puede ser un buen aliciente para suscribirse.
  • CREA CAJAS DE SUSCRIPCIÓN: las cajas de suscripción son espacios en tu web con llamadas a la acción invitando a suscribirse al blog. Las cajas de suscripción pueden ser de distintos tipos:
    • Estáticas: están ubicadas en lugares estratégicos de la web como la home page o los laterales de las páginas de tu sitio web que mejor funcionan.
    • Pop-up: son cajas que aparecen en la pantalla, interrumpiendo la lectura e invitando a suscribirse. Hay diferentes modalidades: puede surgir en el centro de la pantalla una vez se ha leído un porcentaje del texto, cuando el movimiento del ratón muestra que hay intención de salir de la web, una barra emergente lateral…
      Hay plug-ins que permiten bloquear estos pop-ups cuando nos visita un suscriptor, para no entorpecer su navegación y así no generar una mala experiencia de uso en alguien que ya está fidelizado.
  • CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES: si dispones de material con un valor añadido extra que puedas compartir, una opción interesante es colocarlo en una zona privada de tu sitio web, accesible solo para quienes se suscriben a tu blog.

La creatividad y el ingenio son el límite y siempre hay nuevas ideas que pueden sorprendernos. Pero, mientras esperamos a que llegue algo rompedor, en Bcome Digital seguiremos utilizando las técnicas que sabemos que funcionan, para que la inspiración nos encuentre trabajando.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 3,67 de 5)
Cargando…

Pin It on Pinterest